“Espinoza, Casal y Domínguez son los mariscales de la derrota del peronismo”

  •   |
  • Lo afirmó el extitular de la Escuela de Inteligencia y diputado bonaerense con mandato cumplido, Marcelo Sain. Los responsabilizó por la denuncia mediática del hoy prófugo Martín Lanatta contra Aníbal Fernández. “Mucho Papa Francisco e Iglesia Católica, pero son brutales”, disparó.

    • Escrito por ANDigital
    d3023c39d7ba8e3940bfdf45f20592e6_L
    Marcelo Sain.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) El extitular de la Escuela de Inteligencia y exdirector de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Marcelo Sain, arremetió contra una de las fórmulas que compitió en las PASO del Frente para la Victoria bonaerense, a la que responsabilizó por la denuncia mediática del hoy prófugo Martín Lanatta contra Aníbal Fernández.

    “Mucho Papa Francisco e Iglesia Católica, pero son brutales. Esta gente no puede salir inmune a la asquerosidad política que ha cometido, que se ha llevado puesto al FpV”, aseveró, para luego considerar que “ellos son los dueños de la derrota”, en referencia a Julián Domínguez, Fernando Espinoza y el exministro de Justicia,Ricardo Casal.

    Entrevistado por el programa Mañana Sylvestre de Radio del Plata, el diputado provincial con mandato cumplido por Nuevo Encuentro planteó que “hubo una disposición de ese sector para jugar en contra de Aníbal Fernández” y terminaron siendo “los mariscales de la derrota del peronismo” en el principal distrito del país.

    “Ricardo Casal, exministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, le abrió las puertas de la cárcel, autorizó la entrada de los equipos de Clarín para hacerle la nota a Lanatta durante 6 jornadas”, denunció Sain.

    Además, opinó que “Aníbal no tuvo nada que ver con la efedrina, eso fue un negocio político montado por la SEDRONAR que estaba enfrentada con Aníbal Fernández por el control de registros de precursores químicos”.

    Por último, aseveró que “si les pasa algo a alguna de estas tres personas, el Grupo Clarín culpará a Aníbal Fernández” por la suerte que pueden correr los prófugos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci.

    Fuente: (ANDigital)