Medallas y plaquetas: Se celebró una nueva edición de la Fiesta del Deporte

La Universidad vivió su 21º Fiesta del Deporte con la condecoración a sus mejores atletas y el reconocimiento a quienes practican deporte recreativo. El basquetbolista Federico Alé fue distinguido como el Deportista del Año 2015.

Como cada año, la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) organizó una emotiva celebración para homenajear a quienes forman parte de las distintas disciplinas federativas y recreativas que se practican en esa Casa de Estudios desde hace más de dos décadas.El Patio de las Américas convocó a más de mil personas, con un ambiente sumamente familiar y el reconocimiento para todos aquellos que posicionaron a la UNLaM como la universidad más importante del país en materia deportiva.

De esa manera, con la entrega de medallas y plaquetas, se puso en valor el bicampeonato que, este año, la UNLaM consiguió en los Juegos Universitarios Argentinos (JUAR), la competencia que reúne a más de cien instituciones educativas de todo el país.

De igual modo, se destacó la importancia de que dos representantes de la Universidad integraran el plantel del seleccionado de vóley universitario masculino que logró una histórica medalla de bronce en los Juegos Olímpicos Universitarios disputados en Corea del Sur.

En otro momento de la noche, los aplausos fueron para la dupla de jugadoras de beachvoley que conquistó para Argentina y para la UNLaM una medalla de bronce en los Juegos Universitarios de Playa que se celebraron en Brasil.

También, hubo un momento especial para los integrantes del equipo de vóley masculino que se quedó con la Copa Chulo Olmo, torneo de la División de Honor de la Liga Metropolitana.

UNLAM FEREICO ALE

Uno de los momentos más emotivos se vivió con la condecoración de Federico Alé, jugador del primer equipo de básquet, como el Deportista del Año 2015 para la UNLaM.

Presente en la fiesta, el rector Daniel Martínez expresó su reconocimiento a todos los que participan del área de Deportes, especialmente a los profesores “que hacen un trabajo más que importante para llevar todo esto adelante, con responsabilidad y seriedad”.

“El deporte te prepara para la vida con el esfuerzo, la dedicación, la voluntad y, fundamentalmente, las ansias por superarse”, subrayó el rector.

A las familias presentes, Martínez les pidió que, a los niños y jóvenes, puedan “marcarles la importancia del camino de lo correcto, de las buenas acciones y de los buenos recuerdos”, lo cual es posible conseguir con los valores de compañerismo y amistad que representa la práctica deportiva.

En la misma línea, Adrián Verdini, el coordinador general de Deportes, les agradeció “a las familias de la Universidad por confiarnos a sus chicos” y por “creer que es posible crecer y aprender” junto al equipo de más de cien profesores y profesoras que integran el plantel docente de las diferentes disciplinas.

“Mi máximo deseo es que, en el futuro, este semillero de chiquitos se convierta en estudiantes universitarios, recibirán sus títulos y ganen muchas medallas en el deporte”, expresó.

De la misma manera, Verdini abogó por seguir trabajando para que, el año próximo, se puedan superar los cuantiosos logros conseguidos hasta el momento, brindó por un buen 2016 y expresó su deseo de poder “seguir sosteniendo esta tarea magnífica del deporte” en la Universidad.

La Fiesta del Deporte tuvo, además, espacio para la entrega de distinciones a los atletas más destacados de cada disciplina, así como la proyección de videos que destacaron el crecimiento que el área de Deportes de la UNLaM experimentó durante 2015.

Premiación para Federico Ale

Las más de mil personas que estaban disfrutando de la Fiesta del Deporte de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) se congregaron en un aplauso cuando se anunció que el basquetbolista Federico Ale fue elegido como el mejor deportista universitario del año 2015.

El rector Daniel Martínez y el coordinador general de Deportes, AdrianVerdini, fueron los encargados de hacer entrega del galardón al joven que, además, estudia el profesorado de Educación Física en esta Universidad y trabaja con las categorías infantiles de la disciplina.

“Fue una sorpresa muy gratificante porque no me lo esperaba y un premio a la trayectoria dentro de esta Casa que me formó y me sigue formando desde los ocho años”, celebró el deportista de 22 años, quien se desempeña como base del equipo de Primera División B, emocionado ante la presencia familiares, alumnos y compañeros que lo vieron desarrollarse desde las categorías infantiles de la UNLaM.

Ale agradeció a las autoridades y, fundamentalmente, a los más de 80 chicos que participan de las categorías premini, mini e infantiles, ya que, según remarcó, la actividad logró, en estos años, “un crecimiento muy grande”.

En ese sentido, manifestó su entusiasmo por la cantidad de basquetbolistas que juegan en la UNLaM y avizoró un 2016 con la posibilidad de conformar dos equipos de cada categoría, además de poder federar a más jugadores habida cuenta de que “han tenido un rendimiento y un entusiasmo muy importante”.

Como representante de los valores fomentados en la Universidad, tales como el compromiso, la responsabilidad y el compañerismo, el Deportista del Año es elegido por las referencias de los profesores que destacan su participación y esmero.

Durante la ceremonia de premiación, la UNLaM entregó también distinciones especiales a los equipos que consiguieron logros a nivel nacional e internacional, entre los que se destacó el campeonato obtenido en los Juegos Universitarios Argentinos (JUAR) por segundo año.

Fuente/fotos: NCO