Cruces entre Nación y La Matanza por dos hospitales que Cristina Kirchner inauguró pero aún no funcionan

Están en Laferrere y Rafael Castillo. El Gobierno acusó a la Comuna de sobrecertificaciones de obra. Y el Municipio dice que le bajaron licitaciones.

Sin cruces a través de los medios, esta vez el conflicto entre el Gobierno nacional y la Municipalidad de La Matanza por la finalización y habilitación de los hospitales Néstor Kirchner, de Laferrere, y René Favaloro, de Rafael Castillo, fue formal, vía cartas documento.

Nación reclamó por “sobrecertificaciones de obra”, ya que cree que hay menos avances de lo que la Comuna afirma. Y desde el Municipio aseguran que en la notificación que recibió, el Gobierno da de baja las licitaciones.Y dice tener la documentación para que sea cotejada.

Con varios años de demora en la construcción de los dos hospitales, y con inauguraciones por parte de la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner en campañas electorales, ambos edificios hoy lucen un importante estado de avance pero desde hace unos tres años están parados.

No sólo no hay perspectiva de una reactivación de las obras, sino que empezaron los cruces legales.

En el Ministerio del Interior afirman que el materno infantil Néstor Kirchner, ubicado en el kilómetro 24 de la Ruta 3, en Laferrere, tiene menos avance que el 81,79% que presenta la Comuna.

El materno infantil Néstor Kirchner de Laferrere, en La Matanza, desde hace más dos años que está frenado. Su construcción demoró varios años más de lo previsto.

El materno infantil Néstor Kirchner de Laferrere, en La Matanza, desde hace más dos años que está frenado. Su construcción demoró varios años más de lo previsto.

“Una auditoría técnica financiera realizada por la Dirección Nacional de Planificación y Ejecución de Proyectos (SOP) constató un avance físico del 69,71%, lo que representa una sobrecertificación de 13,10%”, explican en Interior.

La construcción de este hospital fue adjudicada en 2010 a la UTE Estuco y Centro Construcción, por un valor de $134 millones, y debía estar inaugurado en 2011 con 176 camas, de las cuales 144 serían para internación general, 18 para neonatología y 14 para terapia intensiva.

“La Sindicatura General de la Nación realizó una auditoría donde se hace mención a la sobrecertificación de la obra y tanto la empresa como la Inspección de Obra del Municipio han reconocido que -por distintos motivos operativos- durante los años 2014-2015 se ha sobrevaluado el avance físico de la obra”, agregaron en Interior.

Y concluyen que la Dirección Provincial de Arquitectura de la Provincia de Buenos Aires, en conjunto con la Subsecretaría de Obras Públicas de Nación, evaluó la situación actual de la obra y -para continuarla- habría que hacer un nuevo llamado a licitación.

En el caso del Hospital René Favaloro, de Rafael Castillo, señalan que la Municipalidad presentó un avance del 88,87%, pero una auditoría de la SOP verificó un 80,90%. “Esto equivale a una sobrecertificación del 7,97%”, remarcan, y aseguran que intimaron a la Intendencia a cumplir con la presentación de la “rendición de cuentas de los certificados de obra por $11.351.004,67 más una redeterminación adicional de $4.225.492,87 pagados entre abril y mayo de 2017”.

Por su parte, en la Comuna se mostraron abiertos a mostrar las cifras y apuntan que en la notificación de Nación no había tantos detalles de porcentajes y sí el anuncio de la baja de las licitaciones.

“Respondimos dentro del plazo previsto mediante carta documento en un tono neutral, no agresivo, y seguramente están teniendo algún error. Nos es prudente que tomen semejante decisión sin tener una interconsulta con el Municipio”, afirmó Alejandro Rodríguez, jefe de Gabinete de La Matanza.

“Tenemos la documentación abierta para que sea cotejada. Que aparezca un porcentaje de error en la certificación después de dos años y medio es como mínimo llamativo”, agregó Rodríguez, quien remarcó que la Provincia anunció públicamente que no abrirían nuevos hospitales y pide que revean la decisión.

Fuente Clarín