UCR y Carrió: “Se llegó a un punto límite, y el enojo del pueblo radical es muy grande”, dice el convencional radical Miguel Ponce

El último destrato de la diputada Elisa Carrió a la UCR, en donde aseguró que entre ella y el presidente Mauricio Macri le van a decir lo que deben hacer, generó increíblemente la unidad partidaria porque “de norte a sur” salieron dirigentes a cuestionarla con dureza. Pero ahora se fortalece la posición de los que directamente quieren discutir sobre el rol y la permanencia de la UCR en Cambiemos, tal es el caso del convencional nacional por Ciudad de Buenos Aires, Miguel Ponce


Ponce habló extensamente este sábado con Fabricio Moschettoni, en el programa “Decisión 2019”, que se emite por Radio 96 e ImpulsoBaires.com.ar de manera on line, y dijo: “cuando ayer a la mañana me hacen llegar las noticias de lo que había ocurrido en Paraná, yo había estado con Jorge Sappia, el presidente de la Convención, y el día anterior usó en el histórico Club Lalín la frase `no va más `, no por el tema Carrió sino por los temas vinculados con el FMI. Entonces pongo a las 7 de la mañana de ayer un mensaje en Twitter que decía que si no avanzamos en radicalizar la UCR íbamos a tener que seguir bancando estas provocaciones de destratos y groserías intolerables. Estaba tan caliente que vuelvo a poner en Twitter `no va más`, y pedí recordar las últimas palabras de Raúl Alfonsín que fueron casualmente también en Paraná”.
“Alfonsín le había tratado de antidemocrática y de que tiene problemas emocionales que le hacen perder algún tipo de equilibrio”, contó Ponce.
Sappia la habló de “visión esquizofrénica” de Carrió
Ponce siguió diciendo: “ayer se produjeron reacciones generalizadas por parte de varios dirigentes, pero quien mejor la definió fue el presidente de la Convención Jorge Sappia cuando habló de visión esquizofrénica. A ella muchas veces la escuchamos decir algo sobre un tema, y quince o veinte días después dice lo contrario”.

“La inmensa mayoría de los radicales no nos sentimos representados por el gobierno del Pro”

“Esta situación fue la gota que rebalsa un vaso. Los radicales que no nos sentimos representados por el gobierno del Pro somos la inmensa mayoría y eso lo vemos en cada lugar a donde vamos a hablar”, dijo.
Agregó que “hay que sacar conclusiones en términos de la continuidad y permanencia debido a situaciones como destratos de los que ha tenido el presidente del partido Alfredo Cornejo en el último tiempo, que se enteró por los diarios sobre el acuerdo con el FMI a pesar de haber estado con Macri 24 horas antes”.
“Se toman decisiones inconsultas y antagónicas con lo que ha hecho la UCR en toda su historia”, se lamentó.

Amplio rechazo de todo el arco radical

Ponce sostuvo que “ayer todo el coro de dirigentes radicales de todos los colores, desde el norte al sur, con Gerardo Morales, Cornejo o (Mario) Negri, estamos en una situación en donde los límites los marca la realidad”.


“Lilita se aprovecha de los responsables históricos”

“Hay responsables históricos y Lilita se aprovecha de eso. Se piensa que estamos en la época de (José) Corral presidente de la UCR, en donde permitió que este tipo de cosas casi se naturalizaran, que manipularan listas a criterio del Pro gobernante. Hay límites”, dijo.
“Lilita intentó manejarnos desde adentro y ella no está acostumbrada a la democracia interna. Quiere que se acepten sus caprichos, y por eso se quedó sola, y eso no implica que la hayan votado”, sostuvo.

Final abierto

Sobre cómo sigue la historia, dijo: “nosotros oficialmente con la comisión de Economía nos reunimos con Sappia y dijimos que no era necesario haber ido al Fondo, y lo ratificaron cuatro ex presidentes del BCRA: Martín Redrado, Alfonso Prat Gay, Martín Lousteau y Mario Blejer”.
“La única salida era hacer una convocatoria amplia a un acuerdo político, económico y social cuyo primer punto es hacer reforma impositiva que cargara la presión sobre aquellos sectores con más capacidad contributiva y levantara la presión sobre el mercado interno y la producción”, enfatizó.
Y en ese línea, dijo: “la temperatura que hay en el pueblo radical es muy alto y se llegó a un punto límite”.
“¿Ahora cómo sigue?, dependerá de la correlación de fuerza que se de. Nosotros somos tan orgánicos que nos bancamos decisiones como la de Gualeguaychú”, sostuvo.

Nota de Redacción:

Cuando se celebró la Convención Nacional de la UCR en Gualeguaychú se debatió acerca de si se hacía un frente opositor al kirchnerismo con Mauricio Macri y Sergio Massa juntos, o si el diálogo era solamente con el actual mandatario. Mayoritariamente la UCR decidió lo que hoy se ve como Cambiemos, aunque en la actualidad la relación de fuera interna parece que se revirtió.
¿Habrá un segundo Gualeguaychú?
La Convención Nacional de la UCR es el máximo organismo de conducción partidaria, por lo tanto es quien define los frentes electorales

Fuente Impuso Baires