Ciudad Evita: continúa el conflicto por los terrenos del sitio arqueológico

Ciudad Evita: continúa el conflicto por los terrenos del sitio arqueológico

El colectivo Tres Ombúes reiteró su reclamo por las tierras en donde está emplazado el yacimiento de la cultura Querandí, que fueron usurpadas para construir un barrio privado.

hectáreas tiene el predio en conflicto donde se encuentra el sitio arqueológico donde yacen restos de la cultura Querandí.

Los integrantes de la organización Tres Ombúes de Ciudad Evita, volvieron a hacer oír su reclamo por las tierras ubicadas en la intersección de Riccheri y Camino de Cintura que, según los denunciantes, fueron usurpadas para la construcción de un emprendimiento inmobiliario privado. En los terrenos en cuestión, yacen restos arqueológicos e históricos de la cultura Querandí.

En este sentido, desde Tres Ombúes resaltaron que su intención es, sobre todo, que la entrada al predio, que tiene cerca de cien hectáreas, sea abierta a todo el público. “No queremos que saquen a la gente, lo que queremos es que se haga público el ingreso al sitio, que así tiene que ser por ley”, sostuvo Nadia Desimone, integrante del colectivo, en diálogo con El Digital.

“El sitio arqueológico Tres Ombúes es parte del patrimonio histórico cultural de La Matanza”, remarcaron.

Sin embargo, a pesar de que el conflicto ya se encuentra en la Justicia, la construcción ilegal de un barrio cerrado destinado a la comunidad boliviana continúa en curso. “Ya hicieron varias construcciones y, lamentablemente, el Municipio no puede interceder a favor nuestro porque son terrenos nacionales”.

Tierras con historia 
La tensión volvió a encenderse luego de que representantes de la agrupación Tres Ombúes, concejales distritales y la directora del museo “Juan Manuel de Rosas” de Virrey del Pino, quienes querían conocer el lugar por su importancia histórica, no pudieran ingresar al terreno.

“El sitio arqueológico Tres Ombúes es parte del patrimonio histórico cultural de La Matanza y es donde está concentrado nuestro pasado y presente. Es patrimonio de los matanceros y no queremos perder nuestras raíces”, manifestó.

Fuente El 1 Digital