The New York Times: “La victoria de Macri puede iniciar una era de transformación en la región”

El diario norteamericano le dedicó su editorial al triunfo de Cambiemos. Criticó la gestión de los Kirchner, destacó la postura del presidente electo en materia de política exterior y planteó los desafíos que le esperan. The Economist hizo una lectura similar.

El prestigioso diario estadounidense The New York Times reservó uno de sus editoriales de este viernes para referirse a la victoria de Mauricio Macri, en un artículo que tituló “La transformadora elección de Argentina”. El encabezado refiere a que, a juicio del medio, el triunfo del jefe de Gobierno porteño puede tener un “impacto inmediato y profundo” tanto en el país como en la región.

“Incluso para los estándares operísticos de la política argentina, la inesperada victoria de Mauricio Macri el domingo fue una maravilla que es capaz de activar una era de transformación en el país y la región”, comienza el texto, que sostiene que el concepto de “cambio” que rodeó al líder del PRO ganó interés en la medida que muchos argentinos se “cansaron de la gestión torpe de Cristina Kirchner y su estilo abrasivo“.

El medio neoyorquino apuntó que “los Kirchner alinearon a la Argentina con el flanco izquierdista de América Latina, apoyando a líderes autoritarios en Cuba y Venezuela, y cultivando fuertes vínculos con China, Rusia e Irán” mientras que aseguraron que “Macri ha señalado que pretende establecer un nuevo curso expandiendo el comercio con los Estados Unidos y Europa”. Al respecto, observó que funcionarios estadounidenses “tienen la esperanza de que el presidente pueda ser un aliado o, al menos, un actor razonable en la diplomacia regional”.

En ese contexto, resaltó las declaraciones de Macri sobre Venezuela y su “despótico líder, Nicolás Maduro”, lo que podría “aglutinar a la oposición (en el país caribeño) en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, y envalentonar a otros líderes para aislar a Maduro“. “Eso –concluyó– sería saludable para una región en la que los líderes y los sistemas de patronazgo arraigados han hecho que victorias como las de Macri sean relativamente raras últimamente” en la región.

El NYT fue muy crítico con la política económica del actual gobierno y planteó que ese será el primer desafío del presidente entrante. Entre otros puntos, remarcó que deberá enfrentar “la inflación y la caída de las reservas” del Banco Central, que además reprochó el “histórico hábito” del país de “gastar por encima de los ingresos”.

Reformar la economía estancada será doloroso en el corto plazo, pero podría hacer a la Argentina más atractiva para las inversiones extranjeras“, sostuvo el diario, que admitió que conseguir financiamiento externo será difícil mientras no se consiga cerrar la disputa por la deuda.

La mirada de The Economist

El semanario The Economist trazó un análisis similar sobre el futuro de la Argentina. Como elNYT, fue punzante con los cuestionamientos al rumbo económico que impulsa la gestión saliente (también apuntó al nivel de reservas y al desequilibrio fiscal) y planteó que el equipo de Macri representa “un rechazo a la marca autárquica del populismo de Cristina Kirchner y ofrece oportunidades para políticas sensatas”.

El medio británico enumeró algunas de las prioridades que fijó en su agenda Macri durante la campaña y remarcó que no le será sencillo implementarlas, dada la debilidad parlamentaria que tendrá su espacio. No obstante, remarcó que buscará negociar con los gobernadores más pragmáticos para sortear las dificultades que tendrá en el Congreso para que avancen sus proyectos.

En línea con el diario neoyorquino, The Economist estimó que la victoria de Macri influirá en América del Sur. Destacó que sus críticas a Venezuela por el respeto de los derechos humanos y consideró que el giro de Argentina en esa posición deja más “aislados” a Nicolás Maduro y a sus aliados. También pronosticó que “otros países podrían seguir con el cambio hacia la centro derecha”.

“Sudamérica no está por regresar al pasado. La izquierda colocó la desigualdad en la agenda y ahí está para quedarse. Pero ahora hay otros problemas que presionan de la misma manera: un regreso al crecimiento económico, un gobierno limpio y un abordaje para los crímenes violentos.La centro-derecha tiene una oportunidad de volver al poder sacando el máximo provecho las fallas de la izquierda en esas cuestiones. La esperanza para América Latina es que la victoria de Macri sea la forma de lo que se viene”, culminó el artìculo.